Fuente Vieja y S.O.S.

 

Fuente Vieja.





   Entre las zarzas y los juncos se escondía, hoy por fín recuperada, una de las obras más emblemáticas de la población. La fuente Vieja. Es un complejo que consta de la fuente propiamente dicha, a la que se bajaba por unas escaleras, el pilón, que servía para abrevar el ganado y el lavadero.













No se conoce la fecha exacta de su construcción, pero por su arco interior, ligeramente apuntado, no sería desdeñable llevar su origen al siglo XIV.





 














Ahora es un parque y zona de descanso preciosa.

Hemos retirado de esta sección ya la ermita de la Virgen del Rosario, pues por fin se va a restaurar. Quizás pongamos SOS ahora en otras construcciones, privadas, que pueden perderse definitivamente como son los palomares.



Así estaba este palomar de mi familia en la década de los 60 del siglo pasado.



Con los años el deterioro es patente.